FAQ

Existen diversas formas de reducir la radiación sobre las ventanas: toldos, cortinas, estores… Algunos de estos elementos son fijos y otros móviles, pero todos consisten en aplicar un sobra que evite la radiación directa sobre el cristal.

Una lámina solar es una película fina, transparente y auto-adhesiva que se adhieren a los vidrios de las ventanas, son opacas a la radiación infrarroja. La principal ventaja de estas láminas es que permiten el paso de la luz pero no del calor, reduciéndose y obteniendo un ahorro de energía eléctrica de una forma ecológica.

Las láminas pueden absorber y reflectar hasta el 80% del calor proveniente de radiación solar.

  • Absorben un 85% el calor de los rayos solares.
  • Disminuye hasta un 40% la pérdida térmica de calor en invierno desde el interior,
    reduciendo así hasta un 30% el consumo energético.
  • Reduce un 82% del deslumbramiento del reflejo solar.
  • Protege un 99% de la foto degradación de los rayos ultravioletas.
  • Protege el cristal de cualquier tipo de desgaste.
  • Impiden que se fisuren y desmenucen los cristales.
  • Proporcionan más intimidad al espacio.
  • Ofrecen una excelente calidad óptica.

La lámina de aplicación interior tiene una mayor absorción de la energía solar (excepto las láminas de seguridad incoloras). La vida de una lámina interior están en torno a 10 años de garantía superior a una lámina exterior, ya que no están sometidas directamente a los rayos del sol y las inclemencias del tiempo. Otra de las ventajas es que son más económicas, pero tenga en cuenta que una lámina interior no podrá ser colocada sobre cualquier tipo de cristal. Por eso, es conveniente que estudie y lea bien las recomendaciones de uso que encontrará en los datos técnicos de cada una de las láminas. Y ante cualquier duda, consúltenos.

Este riesgo no existe con las láminas exteriores ya que la luz del sol se refleja hacia el exterior, por esto no se somete a un recalentamiento del cristal.

La lámina de aplicación exterior se pueden poner el cualquier tipo de cristal, pero tienen menos vida útil, en torno a 5 años de garantía, es muy importante que en este caso se aplique un buen acabado, el sellado de bordes con silicona para evitar el deterioro prematuro de la lámina.

Recomendamos NO montar una lámina exterior con vientos fuertes ni con lluvia ya que la lámina podría dañarse fácilmente. Si el montaje en días con mucho sol se recomienda realizarlo a primera o a última hora, para evitar las horas de máxima temperatura.

Es recomendable que el montaje se haga entre 2 personas. Junto a su pedido se envía “Instrucciones de montaje” se describe paso a paso como es conveniente la instalación.

Ponemos un amplio catálogo de utensilios y kit de montaje a su disposición en el apartado de “Herramientas”.

Una vez instalada la lámina correctamente esperar un periodo de 3 semanas para proceder a la primera limpieza de los cristales. Se debe limpiar la superficie laminada con productos no abrasivos o agua combinada con jabón. Es importante no usar utensilios de limpieza que puedan arañar o dañar la lámina.

Importante: En ocasiones, pueden quedar pequeñas burbujas y pueden pasar hasta 4 semanas en que la humedad se evapore por completo y la lámina quedara perfectamente adherida al cristal. Es muy importante que no pinchen o intenten eliminar las burbujas con ningún objeto la lámina se dañará.

Las láminas no son reutilizables, una vez que se despega el film protector y entra en contacto con la mezcla de agua y el líquido para instalación ya no se puede reutilizar. Puede despegar la lámina en el momento que lo desee pero no podrá usarla de nuevo.

De ninguna manera se debe colocar un lámina parcialmente, las diferencias de temperatura en el cristal causarían grietas y rotura del mismo debido a la tensión térmica.





Comparar

Ocultar Mostrar